viernes, abril 18, 2008

Rutina emocional

Es lunes,el reloj marcha ágil y preciso destacando las horas que le resto a mis sueños.
Es lunes,martes,viernes.
Y yo aquí sigo esperando no sé qué:
tal vez a que se paren la agujas
y venga el Relojero a reparar los días.

1 comentario:

Javi dijo...

Guauuuuuuuuu qué hermoso...!!!!!!
Quién pudiera reparar nuestro tiempo. Sería magia pura.
Bicos