sábado, abril 26, 2008

Un amor difícil


Quizá tú no me viste, quizá nadie me viese tan perdida, tan fría en esta esquina. Pero el viento pensó que yo era piedra y quiso con mi cuerpo deshacerse. Si pudiera encontrarte, quizá, si te encontrase, yo sabría explicarme contigo. Pero bares abiertos y cerrados, calles de noche y día, estaciones sin público, barrios enteros con su gente, luces, teléfonos, pasillos y esta esquina, nada saben de ti. Y cuando el viento quiere destruirse me busca por la puerta de tu casa. Yo le repito al viento que si al fin te encontrase, que si tú aparecieses, yo sabría explicarme contigo.
Luis García Montero.

3 comentarios:

mia dijo...

qué belleza!!!

Buenos días princesa

del bosque!

Besos

Javi dijo...

El viento como confidente, susurrando en cada rincón del corazón secretos no dichos y esperados.
Besos. Bello texto y hermosa foto.

hawwah dijo...

precioso!