lunes, junio 02, 2008

La manzana


Y cuando mordáis una manzana, decidle en vuestro corazón:Tus semillas habitarán en mi cuerpo.Y las yemas de tu mañana florecerán en mi corazón.Y tu fragancia será mi aliento.Y juntos gozaremos en las estaciones de la eternidad.

Gibrán Jalil Gibrán

1 comentario:

Donegal dijo...

Boreas.. Me gusta éste