viernes, septiembre 19, 2008

Viajar


Viajar es una experiencia que me abre cada día un poco más mi obtuso horizonte y me hace ver con perspectivas nuevas, enriquecedoras. Hay seis mil millones de formas de ser persona sobre esta tierra, y la nuestra no tiene que ser, desde luego, la más acertada.
Descubro en los hombres y mujeres la esencia pura del verbo ser, si es que éste es un verbo de hombres y mujeres. En las culturas que no son la propia hay respuestas a preguntas que la vida no nos había dado tiempo a si quiera para plantear.
Ahí, fuera de nuestro limitado ambiente local, la vida tiene otros valores. El rasero no siempre es el económico y en muchos casos la riqueza es una choza de barro, o una radio antigua y plateada. Cada viaje es un baño de realidad del que siempre salgo algo cambiada. Ahora sé que no viajo buscando experiencias, aventuras o otros logros. Busco realidades. Esas perspectivas nuevas, distintas, enriquecedoras. Y el mundo está lleno de ellas...

4 comentarios:

hawwah dijo...

besitos para una gran buscadora de realidades:)

Sombras en el corazón dijo...

Todo está dentro de cada uno, y de como enfoca la mirada sobre la realidad que le rodea.

Un abrazo

Nikos-Emmanuel dijo...

Si la gente viajara más...
...incluso dentro de sí mismos,
seguro que este mundo sería diferente
...¡y mejor!

Feliz fin de semana.

Filakia!

Froiliuba dijo...

Pues viaja y aprende, es maravilloso hacerlo, pero para ello no hace falta ni salir del país, se aprende tanto de gentes de tu misma patria que viven en lugares diferentes...

Incluso se aprende, casi diría mucho más, escuchando. Escuchando a esa gente mayor, a esos ancianos a los que ya nadie escucha y que tienen tanto que aportar.

Viaja y disfruta, viaja y aprende, cuanto más conozcas a la gente más te conoceras a ti misma.

Un placer visitarte, como siempre. bss desde Madrid