lunes, junio 04, 2007

Un regalo

Nada vale tanto como la pacífica alegría de sentirse acorde con la propia estrella.
Pues sólo son felices los que saben que la luz entra por su blacón cada mañana.
Les viene a iluminar la tarea justa que le está asignada en la armonía del mundo.

3 comentarios:

Namasté dijo...

La verdad que ver este paisaje te da armonía y paz. Bonita estampa para que entre por el balcon de nuestro ordenador....

Bss, Aine

Javivi dijo...

"Un regalo"...para la vista, para la imaginación, para soñar...

Digo Digo dijo...

Muy majica la foto.

Un besico para Aine.