miércoles, octubre 17, 2007

Al sur de la frontera al oeste del sol.


Yo lo sabía, sabía que ella me había cogido la mano de una manera espontánea, pero que, en realidad, lo había hecho porque deseaba hacerlo. Aún hoy recuerdo el tacto de su mano aquel día. Es un tacto diferente a cualquier otro que haya experimentado después. Era simplemente la mano pequeña y cálida de una niña de doce años. Pero en aquellos cinco dedos y en aquella palma se concentraban, como en un catálogo, todas las cosas que yo quería saber, todas las cosas que tenía que saber. Y ella, al tomarme de la mano, me las enseñó. Me enseñó que en el mundo real existía un lugar como aquél. Durante diez segundos tuve la sensación de haberme convertido en un pajarillo perfecto. Surcaba el aire, sentía el viento. Desde las alturas, podía ver paisajes lejanos. Tan remotos que no era capaz de vislumbrar con claridad lo que había. Pero supe que existían. Y que algún día iba a visitarlos. Esa certeza me dejó sin aliento, me hizo estremecer.
Haruki Murakami - Al Sur de la frontera, al Oeste del Sol

3 comentarios:

Namasté dijo...

¿Me lo recomiendas? No he leído nada de este autor, aunque tengo tanto en la "recámara" para leer que no sé si me volveré loco de aquí a final de año...
Gracias por leer estas cosas. Asi nos pones estos maravillosos "dulces".

Bss

Anónimo dijo...

A mí me gusta mucho este autor, sobre todo Tokio Blues.Surreal,sus temas son la soledad, la constante búsqueda del amor.Suele poner los títulos a sus libros de canciones conocidas (Norwegian wood, de los Beatles, o South of the border de Nat King Cole).
Besos. ana.

Javi dijo...

El libro "Al Sur de..." es uno de los mejores que he leído nunca. Me ha tocado en la más profundo... una obra maestra. Casi todo lo que escribe este hombre lo es.
Saludos.