lunes, mayo 25, 2009

Y dijo de su mujer...


Mi mujer con cabellera de incendio de bosque
con talle de reloj de arena
con pestañas de palotes de escritura de niño
con sienes de pizarra de techo de invernadero
con dedos de heno segado
con axilas de marta y bellotas
con brazos de espum de mar y esclusa
Mi mujer con cuello de cebada salvaje
senos de noche
espalda de luz
Con nuca de canto rodado y tiza mojada
Mi querida mujer...
con nalgas de primavera con sexo de gladiolo.

1 comentario:

Zoe dijo...

Preciosa imagen y quien escribió tan precioso poema...que pocos hablan de su mujer así, palabras a la mujer en abstracto o de la mujer perdida o de la mujer soñada donde nadie real puede estar a la altura..aqui así no es , en estas palabras ninguna mujer puede superar a su mujer... muy bello